Fandom

Final Fantasy Wiki

Eidolon (Final Fantasy IX)

2.105páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

"Eiko, pequeño tesoro nacido en una aldea agonizante:

Nuestras heridas son profundas, no nos queda mucho tiempo.

Nos llevamos con nosotros un deseo a las estrellas.

Sí es cierto que las leyendas no nacen de los espíritus de invocación, sino que los espíritus nacen de las leyendas...

Y sí las leyendas nacen de nuestro pensamiento...

Crearemos una nueva leyenda... La leyenda de un espíritu amigo que protege a la humanidad".

Escrito en el Mural de los Invocadores.

Eidolon o Espíritu de Invocación, es una clase de entidad que los invocadores son capaces de manejar a su antojo en Final Fantasy IX. Los principales invocadores son Garnet y Eiko, controlables por el jugador, aunque también se observan capaces de dicho poder a Brahne y a Kuja a través de medios artificiales. De acuerdo a Final Fantasy IX Ultimania, los Espíritus nacen del Cristal de Gaia, formados de la acumulación de las memorias de las almas en su interior, para servir como poderosos guardianes del planeta.
Hay al menos un total de catorce Espíritus; doce de ellos son controlables: ocho por Garnet, mientras que Eiko comanda cuatro. Los dos restantes corresponden a Alejandro, el cual no puede ser controlado por el jugador, y sólo hace aparición como parte de una escena especial del juego, y Titán, que no es invocado directamente sino que forma parte de uno de los ataques de Fenrir. Es remarcable la teoría de considerar al jefe opcional Ozma como un Espíritu, al estar encerrado en un Pilar de Invocación. Los Espíritus son invocados en la batalla mediante el comando Invocar a cambio de Puntos Mágicos.

Naturaleza

Los Espíritus nacen de la memoria colectiva de las almas residentes en el interior del Cristal del planeta Gaia. Se podría decir que la idea de Flujo de Almas en Final Fantasy IX es similar a la de Corriente Vital en Final Fantasy VII, de modo que, cuando las almas de los fallecidos regresan al cristal localizado en el centro del planeta, lo hacen trayendo consigo las memorias y las experiencias de sus vidas, permitiéndole así crecer al Cristal y así seguir recreando a Gaia.
Se cree que los Espíritus se originaron a partir de las numerosas leyendas y mitologías creadas por las personas del planeta, y que fueron transmitiéndose a través de los milenios, desde los comienzos de los tiempos. las confluencias de dichas leyendas entra en el Cristal a través del flujo de almas, y se manifiesta en forma de un seres mágicos muy poderosos, los cuales son empleados por el Cristal como sus protectores.
La apariencia de un Espíritu depende del período y lugar en que aparece: leyendas antiguas retratan al Espíritu Shiva como un duende de las nieves, cuando en la actualidad se presenta con la forma de una mujer adulta.

“Shiva, el primer espíritu de invocación descubierto por los humanos. Cuando la encontraron tenía aspecto de niña. Ahora ha adoptado forma de mujer. Shiva es la prueba fehaciente de que los espíritus de invocación pueden cambiar de apariencia según el lugar y el momento. Según antiguos manuscritos que sólo se han conservado en nuestra aldea, a Shiva se la conocía como duende de las nieves. Hoy la mayoría considera a Shiva un espíritu de hielo. Se desconoce la razón de su cambio de forma".

Escrito en el Mural de los Invocadores.

Éste fenómeno podría ser el caso de Ozma, el cual es hallado en un Pilar de Invocación, pudiéndose barajar la teoría de que se tratase de un Espíritu de Invocación antiquísimo que se manifiesta como una esfera de energía. Debido a que la mitología es la que le da forma a un Espíritu, podría pensarse que Ozma ha perdido su verdadero aspecto debido a que la leyenda de la que tomó base fue olvidada.
Aquellos eidolones que son posibles controlar, son condenados a permanecer encerrados en un Pilar de Invocación (como es el caso de Leviatán, confinado en la base del Árbol Iifa) o sino se recurre a la división y resguardo de la joya en la que se halla su esencia (como ocurrió con Alejandro y los cuatro fragmentos).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar